Coníferas

En El Torruco encontrarás coníferas para todos los gustos; Principio del formulario

algunas son rastreras, otras tienen forma de globo, muchas son piramidales o cónicas, otras son ovaladas y algunas hasta péndulas.

Formas, colores y matices de una asombrosa versatilidad, cualidades que cobran una especial relevancia cuando la naturaleza reposa y las caducifolias están desnudas. Además, las coníferas aptas para tiestos son fáciles de cuidar, necesitan poco riego y crecen apenas unos centímetros al año, de modo que no se podan o solo muy ligeramente.

En los jardines, las coníferas se emplean como ejemplares aislados o formando grupos o macizos buscando contrastes de formas, colores y texturas. Hay variedades enanas que van a la perfección en rocallas y, gracias a su rusticidad, los juníperos, por ejemplo, son estupendos cubresuelos y sirven para afianzar taludes. Son en general especies aptas para la xerojardinería, que conviven a la perfección con plantas de similares necesidades.