Un restaurante muy natural

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Cuando los propietarios de El Comeero de Zafra llegaron a El Torruco para encargarnos el ajardinamiento de lo que sería su nuevo restaurante en Don Benito, y nos expusieron sus ideas para este local, enseguida nos contagiamos de su ilusión y aceptamos el reto de inmediato.

El jardín exterior

Tras la primera reunión en las instalaciones de El Torruco, lo primero que hicimos fue desplazarnos a Zafra para conocer, de primera mano, El Comeero y la marca Joaquín ∼ Luna y  tratar de impregnarnos de su esencia.

Días más tarde, con un montón de apuntes e ideas, realizamos la primera visita de reconocimiento al nuevo local, El Comeero Don Benito, para comenzar nuestro proyecto de jardinería. Allí nos encontramos con un jardín caótico que llevaba varios años abandonado y que, desde luego, nada tenía que ver con la imagen que Joaquín ∼ Luna daba a sus productos, donde la luz, la Naturaleza, la calidad y el esmerado cuidado por los detalles son señas de identidad.

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Jardín de la fachada principal antes de la remodelación

El desafío estaba servido y la propuesta de cambio de El Torruco fue radical: una remodelación profunda, casi integral. Se eliminaría la maleza, la vegetación desordenada  de actuaciones anteriores y los vallados, que “devoraban” la imagen del propio restaurante. Se mantendrían únicamente las palmeras, especialmente las Phoenix canariensis, sobrios ejemplares que, una vez limpios y perfilados,  se convertirían en elementos estructurales del jardín y en hitos de referencia para los visitantes. (Fotos 1 y 2)

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Jardín de la fachada principal tras la remodelación

Una vez despejado el jardín, y teniendo en cuenta que el local se encuentra estratégicamente situado junto a la carretera Don Benito-Medellín, había que conseguir darle la intimidad necesaria para que los clientes pudieran disfrutar las fantásticas terrazas, aislándolos del ruido y del tránsito de vehículos sin que tuvieran la sensación de estar encerrados. Para ello se construyeron jardineras de obra alrededor de las terrazas y se plantaron Fotinias (Photinia x fraseri “Red Robin”), con la finalidad de crear un tupido y fresco biombo vegetal del color verde con destellos rojizos.

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Fotinias en jardineras de obra.

Con el mismo propósito de mantener los vehículos alejados, y jugando con los mismos colores, se reutilizaron unas viejas jardineras de piedra artificial, colocándolas como barrera en los aparcamientos de la fachada principal y plantándolas de Lentiscos (Pistacea lentiscus), que por su  aromático follaje, su rusticidad y pocos requerimientos le convierten en un candidato perfecto para este tipo de situaciones.

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Lentiscos en jardineras

La entrada

Otra cuestión importante a la hora de planificar este jardín era conseguir “acercar” el restaurante al público, invitarle a pasar, pues la entrada estaba muy escondida y limitada por un estrecho pasillo, flanqueado por dos postes de mampostería con una puerta de forja, que la desordenada vegetación apenas dejaba ver. Para lograr nuestro objetivo, una vez terminados los trabajos de limpieza y demolición, se optó por colocar una “alfombra” de tepes de césped natural y una valla de vidrio templado y acero inoxidable, que la hacían prácticamente invisible y que, con la iluminación adecuada, convierten el acceso en un espacio despejado, apetecible y fresco. (Fotos 5, 6 y 7)

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Entrada peatonal

Las terrazas

Tras atravesar la pasarela de entrada llegamos a una amplia terraza-comedor. Se trata de un agradable espacio aprovechable durante muchos meses al año gracias a su situación y a una cubierta de toldos de color verde hierba, que dan continuidad al césped. Esta terraza se delimitado también por un seto bajo de Fotinias (Foto 2).

Avanzando un poco más hacia la entrada al edificio,  llegamos a otra terraza a modo de porche. Ésta está separada de la anterior por una fuente en forma de acequia de acero inoxidable, en un claro guiño a las canalizaciones del Plan Badajoz tan extendidas por nuestra comarca.

Para independizar este espacio de la terraza contigua se han colocado unos maceteros de terracota, columnares, de base cuadrada, simulando pilares de sujeción, plantados de Chefleras (Schefflera arbolicola “Gold Capella”) junto a la acequia, y enmarcando el acceso se colocaron otros dos maceteros, de la misma factura, pero algo más grandes, plantados de Ficus lira (Ficus lyrata) que confieren intimidad y recogimiento a la estancia sin ocultarla completamente. (Fotos 8 y 9)

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Terraza-porche, con Chefleras (izda.) y Ficus lira (fondo)

Esta terraza está enmarcada por una de las paredes de fachada del edificio, cuyas ventanas se han vestido elegantemente con persianas de esparto, fabricadas a mano, coronando jardineras de madera natural barnizada, que han sido plantadas de Esparraguera fina (Asparagus plumosus), cuyo verde fresco, unido al murmullo de la fuente, crea una atmósfera sosegada, que nos invita a disfrutar de la cuidadísima carta de El Comeero.

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Detalle de ventanas con persianas de esparto y esparragueras

Al otro lado de esta terraza-porche,  justo antes de la puerta de entrada, se ha colocado un photocall fabricado en madera barnizada y celosía metálica, con jardineras, también de madera, plantadas de Filodendros (Philodendron xanadu) y Jazmines chilenos (Dipladenia sundaville), y flanqueado por dos maceteros metálicos, columnares y de base cuadrada, en los que se han plantado Ficus benjamina con el tronco trenzado en espaldera, dándole al conjunto un aire moderno y natural en sintonía con el resto del establecimiento. (Fotos 11 y 12)

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Photocall

El Espacio Alejandro

Una vez dentro del edificio nos dirigimos al salón principal de este hermoso restaurante. Aquí, los nuevos propietarios, han querido darle continuidad y hacer un emotivo y merecido homenaje a la persona que dirigió el local anteriormente, denominándolo Espacio Alejandro. Se trata de un amplio salón acristalado, con artesonado de madera y vistas a la terraza.

Nada más entrar nos encontramos con una icónica fuente, idéntica a la que preside  El Comeero de Zafra (primer restaurante de la marca), fabricada con tinajas de barro y acero, que, fiel a la esencia del restaurante, mezcla tradición y modernidad.

A ambos lados de esta fuente se han colocado sendos maceteros esbeltos de terracota en los que se han plantado Rapis o Palma bambú (Raphis excelsa), por su gran capacidad para purificar el aire y por su  porte de caña, evocando los cañaverales de los márgenes del río Guadiana de los murales que decoran las paredes de este salón, obra de Rafael García, como buena parte de la cuidada decoración del local.

el comeero, jardineria, paisajismo, el tor

Fuente de tinajas en el Espacio Alejandro

Como en El Comeero de Zafra, este espacio cuenta con mesas bajas y otras altas para comidas más informales, dotadas con cargadores para smartphones.

Aquí la idea era buscar que los clientes se sintieran en la orilla del río, entre árboles. Para ello, aprovechamos el sonido de agua de la fuente anterior y la imagen de un gran mural de la ribera del Guadiana y colocamos entre las mesas, a modo de división, un macetero de terracota, columnar, de base cuadrada, en el que plantamos un Ficus benjamina (Ficus b. “Danielle”) en forma de árbol y, cubriendo la base, Ficus rastrero (Ficus pumila “Sunny”) que, con su porte y su colorido follaje, parece “correr” entre las mesas, aportando luminosidad y frescor a la estancia.

el comeero, jardineria, paisajismo, el torruco, centro jardineria, vivero, villanueva serena, don benito, badajoz, extremadura

Detalle de Ficus entre mesas altas. Espacio Alejandro

Galería fotográfica

Fotos: R. Barrantes