Brassica: Color de coles para el invierno

Col ornamental (Brassica oleracea)

La época ideal para trasplantar las coles ornamentales a los jardines o balcones es al final del otoño y principios de invierno. Los colores se vuelven aún más vivos y atractivos a medida que aprieta el frío. Tienen alta tolerancia a las bajas temperaturas y resisten perfectamente las heladas y la nieve.

En El Torruco encontrarás varios tipos de estas coles, con distintos colores (rosa, magenta, violeta, púrpura, blanco, habitualmente con los bordes verdes), y  con distintas formas en sus carnosas y grandes hojas (rizadas, onduladas, lisas…).

• Se utilizan como planta anual. Al llegar la primavera se desechan para ser reemplazadas por nuevas plantas de temporada.

• Las coles ornamentales no necesitan especiales cuidados ni tienen requerimientos nutricionales elevados.

• La exposición a pleno sol y el frío se encargan de que su desarrollo sea proporcionado y sus colores más intensos.

Aprecian los suelos fértiles y drenados, ácidos, neutros o alcalinos, e incluso los calcáreos.

• Se recomienda una densidad de seis a diez ejemplares por metro cuadrado.

• Son sensibles al ataque de los áfidos (pulgones) y las orugas, que agujerean las hojas. Se debe aplicar un insecticida al observarse los primeros síntomas. En la época más fría este problema suele desaparecer.

Si se producen encharcamientos o existe exceso de humedad en el sustrato pueden aparecer síntomas de botrytis (podredumbre) y míldiu.

El riego debe ser moderado, dejando que se seque el suelo entremedias.

Solas o en compañía

En el célebre huerto ornamental de los jardines del castillo de Villandry, en Francia, el color en otoño e invierno proviene de las coles, ordenadas rigurosamente en filas y cuadrantes. Este alarde cromático en forma de hortalizas se mantiene todo el año gracias a lechugas, acelgas, apios, calabazas… La gracia es esa: sacar partido del aspecto decorativo de las verduras.

Pero, además, dada su tolerancia a cualquier pH, las coles pueden convivir en tiestos combinados con hiedra variegada y Skimmia reevesiana, pensamientos, ciclámenes, brezos, prímulas…

Verde es vida