Defiende tus plantas del calor

Las temperaturas elevadas y la fuerza del sol del verano son siempre una amenaza para la vida de las plantas. Su efecto combinado con la falta de agua provoca una marchitez muchas veces irreversible, y un golpe de calor puede resultar letal. Además, las quemaduras que los rayos producen en el follaje no solo afean su aspecto sino que comprometen también la vida del ejemplar. Aquí tienes unos consejos sobre cómo proteger tus plantas de los rigores estivales.

Ver más